El Club Aeromodelisme Calella se constituyó el 22 de abril de 1977 en donde hoy se sitúa la actual piscina municipal de Calella, Maresme. Aunque la actividad de aeromodelismo ya era practicada por los fundadores del club años antes. Inicialmente se realizaba el vuelo circular, modalidad madre del aeromodelismo dado que en aquellos tiempos el radio control no estaba tan desarrollado como hoy en día lo está, además de tener unos precios prácticamente prohibitivos para la mayoría de los mortales.

En aquellos tiempos el club también iba unida a la Escuela de Aeromodelismo de Calella, situada en el carrer Sant Pere por uno de los socios fundadores del club, Joan Vives.

[LAPSO DE HISTORIA]

Avión de vuelo circular de Enric Marré .

Posteriormente, el Club pasó a situar su pista de vuelo en la población de Tordera, concretamente en la zona industrial Can Verdalet. El campo de vuelo, conocido también como “El Portaviones” por la abundante cantidad de árboles que lo rodeaban, fue prestado por los dueños durante más de 13 años. Esta locacalización impulsó notablemente la práctica del aeromodelismo a radio control en las comarcas de El Maresme y La Selva. Durante el año, las dos actividades más llamativas era la exhibición Fun Fly en motivo de la patrona de Tordera y las famosas Curses d’Hivern, la cual todavía se sigue realizando después de más de 40 años. Pasado este período de 13 años, allá por 2008, el Club es obligado, sin dar tiempo a buscar una alternativa, a abandonar el campo de vuelo de Can Verdalet.

La Junta Directiva del momento, a través de múltiples reuniones y un duro trabajo, logró fijar como nuevas instalaciones el campo de la Júlia, situado también en Tordera a casi 1km. del de Can Verdalet, al lado del río Tordera. Sin embargo, la nueva localización duró realmente poco, ni dos meses, por presión del Ayuntamiento de Tordera debido a motivos púramente políticos. De forma prácticamente imperativa, de resultas, el Club abandonó el campo de vuelo de la Júlia y las opciones de encontrar otro campo de vuelo en Tordera.

En ese momento, la existencia del Club peligró ya que se encontraba sin ninguna candidata a pista de vuelo a pesar del interés de varias poblaciones a tener un club de aeromodelismo.

Cartel de la 36ª Cursa d’hivern

Meses más tarde, después de una laboriosa dedicación por parte del Presidente y de un pequeño grupo de socios, el Club logró resituarse en la actual localización, en la población de Maçanet de la Selva. A partir de ese momento, y bajo el consentimiento del Ayuntamiento de dicho pueblo y la Federació Aèria Catalana, el club fue poco a poco regenerándose hasta lo que es hoy en día, y no dejando de crecer para mejorar.